… CRALITO (en lugar de Carlitos), es el apodo que me acompañó en gran parte de mi niñez y adolescencia. En ese tiempo, tenía dificultad para pronunciar palabras, donde intervenía la “R”. Ejemplo: Padre( se transformaba en PAGRE), Madre (en MAGRE), Tres (en CRES), Potro (en POCRO) y así…..

Bueno. . . para las personas, que en aquel tiempo, les sacaba una sonrisa, al hablar … a mi gran amiga, Alicia Hernández, que mientras estudiaba fonoaudiología ,  me ayudó a revertir ese “problemita” y fundamentalmente a mi amigo el Dr. Rodolfo Sarmiento- que dedicó 40 años de su vida a la cultura de la ciudad de Río Ceballos (Valle de las Sierras Chicas) y en sus escritos ,solía utilizar seudónimos, muy particulares y que también, tenía una relación con la historia, su historia personal o un personaje en especial. Esto  me llevó, a “bautizar “, este espacio, como LA HOJITA DE CRALITO.

En el mismo, estará presente, parte de la historia de la comunidad de Río Ceballos, del importante archivo que dejó el Dr. Sarmiento; lamentablemente desaparecido, físicamente, un 09 de agosto de 2009 y  todo lo que quieran compartir, de vuestras comunidades, relacionadas a la historia ,de éstas.

LA CAMPANA

La Campana Medium

Recordamos a Enrique Aubery, quien, también, fuera un colaborador de Revista Momento y fotógrafo de esos tiempos. En esta nota (La Campana), relatada por el mismo Enrique, en las páginas de Revista Momento, como si estuviera, junto a nosotros ,en este 2012.
(Transcribió este artículo, Carla Cecilia Iglesias – actualización de datos Sierras Chicas Plus
“Perdura  aún,  después de más de medio siglo, una campana. No es de bronce, sino de  material. Concreto, cemento, cal y algún  otro  elemento. Sus lados están recubiertos  con  vidrios de colores. La entrada al lugar, similar a la de mas de setenta años atrás y por donde se ingresaba a lo que en un tiempo se denomino: “ Recreo Alemán la campana”, fue ,un lugar de reuniones familiares o de amigos, donde podía se conversar y pasar un rato agradable, básicamente , en esas noches de verano serranas , que no eran ,como las de ahora. Es que realmente había temperaturas elevadas casi todas las noches estivales. El sitio era especial, con glorietas individuales y ligustros que determinaban compartimientos individuales. Allí,  las parejas, encontraban su intimidad, lejos del ruido ( que no hacia falta para nada). Eso si, una lejana música, emergente de algún punto de la confitería , ponía un fondo de sonidos agradables, venia del amplio comedor; Boleros , algún Tango u otra canción. Hermoso sitio para estar en las típicas “nochecitas” de verano en Río Ceballos. En la entrada al “recreo” -por allí se ingresaba- había- una tapa gigante de tonel ,donde estaba inscripto el nombre del negocio. MÁS...
Uno arribaba, se sentaba y enseguida aparecía, la figura de don Adolfo Koster, el dueño. 
- que van a tomar… ? preguntaba, yo, asiduo concurrente, ya traía la respuesta reiterada desde muchos meses atrás, “sanguches” de leberwurst…  pan blanco o negro…? pan negro… y de postre? flancito… con crema o sin crema…? Toda una ceremonia acompañada con el marcado acento alemán que lo caracterizaba. Al ratito se aparecía Don Adolfo ,con el pedido y el infaltable repasador colgado. Del brazo ( como todo mozo clásico que se precie de tal). 
Castelli y  San Martín   de La Quebrada, allí esta la campana. Hoy prácticamente un lugar histórico. Es, sin duda, un punto de referencia. Así , antes y ahora, sirve para ubicar algún lugar. Al lado de la campana… frente a la… pasando la… subiendo por… Si usted asciende a un colectivo y le dice al conductor cuando este le pregunte ,hasta donde  viaja?  y le responde “ hasta la campana “ seguro que le parará en el lugar  indicado, sin preguntarle nada mas.”

Comentarios  

 
0 #6 guille adolfo koster 27-09-2014 04:28
Recuerdo permanentemente a mi abuelo Adolfo y la Nona Cecilia, los dueños de la cervecería, que lindos tiempos aquellos, saludos a todos aquellos quienes conocieron a mi abuelo, y a sus ordenes por lo que les haga falta saber.
Guillermo Adolfo KOSTER, desde Córdoba.
Citar
 
 
-1 #5 Liliana 25-08-2012 21:01
Cralito: Stella, mi hermana, y yo solíamos pasar las vacaciones de verano en Córdoba, en casa de nuestros abuelos. Ellos solían llevarnos a comer tortas alemanas a La Campana. Hoy vivo en Alemania y cada vez que como torta de nuez me acuerdo de La Campana. Y de cuando con mi hermana nos quisimos hamacar colgadas del toallero del baño y lo rompimos. Gracias por éstos recuerdos! Te mando un fuerte abrazo- Liliana
Citar
 
 
+1 #4 Carlos Benitez 15-08-2012 00:03
HERMOSA la historia de la campana, GRACIAS CRALITO por enseñarnos algo mas de nuestra querida ciudad!!!!!!!
Citar
 
 
-1 #3 marcela 13-08-2012 20:25
Me encanta este espacio y enterarme de un montón de cosas que no tenía idea , tengo mi casa ahí en la quebrada y voy hace 45 años ,veo todos estos lugares y los recuerdo enseguida ,como quisiera estar ahí ,como extraño!!!! .
Citar
 
 
-1 #2 juan 13-08-2012 01:33
Muy buena la nota.
Citar
 
 
-1 #1 GABRIEL 12-08-2012 22:56
EXCELENTE CRALITOS, ME ACABO DE ENTERAR DE UN PEDAZO DE LA HISTORIA DE ESTE HERMOSO PUEBLO, GRACIAS POR ILUSTRARNOS....
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

меня зовут эрл