RÌO CEBALLOS, INUNDACIONES ( Únicamente la naturaleza o el hombre también…???)

Una vez más agradeceremos la colaboración del Lic. Ángel Díaz, en este espacio.
Una recorrida por caminos y sendas de Río Ceballos; como los trabajos de geólogos e ingenieros, de antaño, que nos permiten visualizar el porqué de lo ocurrido el 15 de febrero de 2015;donde tuvimos que lamentar, no solo pérdidas materiales, sino también, humanas. 
Para nota Angel Dìaz Medium
Foto: Sierras Chicas Plus
Caminos y Sendas entre Córdoba-Río Ceballos-Candonga
Entre 1860 y 1960
Los primeros accesos desde córdoba, priorizaban  llegar a la Estancia Salsipuedes, La Estancita y Candonga; luego  entre 1930-40 se agregó el cruce de la sierra hacia La Falda, por el Camino del Cuadrado.
Hacia 1860-70, cuando Río Ceballos era un rancherío y unas pocas casas mejoradas, se  accedía por tres sendas y caminos: desde Córdoba por Santo Domingo, por Pajas Blancas (actual frigorífico-ruta E-53, autovía Agustín Tosco) y desde Unquillo. Desde Pajas Blancas, una senda unía con este último camino, por La Providencia (vadeando el Río Ceballos, al norte de Unquillo). Se seguía por el camino (de tierra) que unía Córdoba con Salsipuedes, pasando el cruce con el camino que venía de Santo Domingo, se llegaba a unas alturas (actual EPEC) ; desde allí se podía continuar al paraje Los Altos (la rotonda sobre ruta E53, cerca de San Miguel) y a Salsipuedes; o bajar por una senda serpenteante (calle Remedios de Escalada) hasta el Río de los Ceballos, uniendo  con la senda  que venía desde Unquillo y acceder a Río Ceballos.
En este pueblo había sendas por ambas márgenes del río (por la del norte, se evitaba el vado de Arroyo Agua del Peñón, que solía tener crecidas bravas).
Siguiendo hacia La Quebrada se llegaba a El Cruce de (Av. San Martín y Alem) y se podía trepar el bravo Caracol hasta el Camino de El Cuadrado; o seguir 500 mts más y trepara por la actual Urquiza, (o mejor por el actual B° Pérez Taboada) hasta el citado camino, que antes fue una senda por el filo de las lomas, hasta Estancia Ayada, Estancia El Silencio y la Bajas (al sur del Camino El Cuadrado)  hacia La Falda y también a Valle Hermoso.
Desde la “Curva de La Quebrada” la senda se hacía dificultosa, cursando vados sobre el río, llegando a la confluencia del Arroyo Los Cóndores con el Arroyo Los Hornillos.
La región se conocía como Isquitipe, (“Dos Separaciones”) actual lago del dique.
Si se seguía por el Arroyo Los Cóndores (también llamado Colanchanga)- (“El Mejor Bajo”) se llegaba a Potrero de Loza ( al N.E del Cerro Sapo, que preside toda la región).
Desde el paraje Colanchanga, una áspera senda “en caracol” , subía hacia el norte, cruzaba la senda (o camino) al cerro el Cuadrado y bajaba hacia La Estancita y la Estancia de los Padres, en la Quebrada de Salsipuedes (o chinta o sitón), al S.E del Cerro Alpatanca (“Montón de Tierra”) y finalmente, la Capilla de Candonga, (al N.E del citado Cerro) o de Santa Gertrudis, (la región entre estos dos Cerros, se llamaba Chucarampa: “Las Alturas bravas”; y lo correcto es llamarla Costa de Las Sierras Chicas y no Valle).
 
 Las Labores de los ingenieros, Geólogos y Técnicos de Vialidad y la resiente gran creciente

P1050161 Medium
Foto: Sierras Chicas Plus
En la época de 1930, Río Ceballos tomaba un gran auge, compitiendo con Alta Gracia y La Falda (los mayores centros turístico).
Desde antes, los accesos desde Córdoba (al sufrido camino por Paja Blanca y el accidentado camino  por al Río, desde Unquillo) comenzaron a ser insuficientes; así, comisiones de Vialidad, iniciaron los estudios tendientes a dotar  de un acceso a Río Ceballos desde el camino por Pajas Blancas; que también se mejoraría.
La comisión eligió iniciar el estudio de traza desde  los altos, próximo al surtidor del almacén de El Cedro, sobre el camino (actual rotonda de acceso a la ciudad).
Siguieron la senda (actual Remedios de Escalada), planearon una alcantarilla para la vertiente (curva de Celotti) y llegaron al “pie de ladera” (calle Martín Fierro), bajando un desnivel total, de 16 mts. Los estudios geológicos-hidrológicos previos, indicaban el cauce del Río Ceballos allí, con un ancho de 200 mts!!!, labrado por las máximas crecientes de tiempos geológicos recientes (1 millón de años) y que daban un caudal máximo , de 900 metros cúbicos segundo!!! .
P1050244 Medium
Foto: Sierras Chicas Plus
Obviamente, no iban a proyectar un puente de 200 mts de largo… considerando la realidad hidrogeológica, determinaron  que el cauce histórico del río era de 90 mts de ancho, que encauzaba una creciente máxima (para épocas históricas) de 100 metros cúbicos por segundo; (que es una barbaridad, para un río que en promedio anual, trae 1,50 metros cúbicos por segundo); pero son “ríos serranos…”).
Como la seguridad de los puentes, depende de que el agua no descalce los accesos, los pilares y que no sobrepasen al “tablero” (calzada), proyectaron un puente bien firme, de hierro, autoportante, de 34 mts de largo, con pilares de 5mts de alto y estribos (accesos) de mts de largo (en ambos extremos9; así podía evacuar crecientes de hasta 100 metros cúbicos por segundo y portar cargas de hasta 10 toneladas por metro cuadrado. Buen trabajo.
En la décadas recientes, ante la “premura inmobiliaria” se hicieron loteos; las calles bajaron de ese seguro “estribo” de acceso, hasta 5 mts y 6 mets de profundidad y se pusieron a metros del río…; sobre esas calles, por cierto, edificaron casas…
LUEGO DE LA RECIENTE CRECIDA HISTÓRICA, AQUELLOS INGENIEROS (QUE NO VIERON ESAS CRECIENTES, PERO SABIAMENTE, LAS CALCULARON). PUEDEN DESCANSAR EN PAZ; SU PUENTE ESTÁ INDEMNE .

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

меня зовут эрл